Asesoramiento y redacción de contratos de arrendamiento de vivienda o local

Cuando un ciudadano pretende arrendar una vivienda, surgen desde luego una serie de dudas sobre los Derechos que la Ley otorga tanto al arrendador como al arrendatario. Indiferentemente de la posición que se ocupe (Como arrendador o como inquilino), resulta evidente que antes de asumir un compromiso de entrega y pago por un periodo de tiempo determinado, se deben conocer los aspectos legales que van a regular dicha relación. El conocimiento con carácter preventivo del contenido de la legislación aplicable y de los Derechos que se ostentarán como arrendador y como arrendatario resulta esencial para el correcto funcionamiento de las relaciones asumidas tras la entrega de la vivienda, y necesario para evitar posteriormente malentendidos que dificulten dicha relación.

La Legislación sobre Arrendamientos Urbanos es, además, especialmente protectora, por disponer para el caso de arrendamientos de vivienda, de una serie de normas que se han de aplicar de forma imperativa, esto es, sin poder de disposición por las partes. Otras cuestiones, sin embargo, quedan al arbitrio de las partes por lo que un buen asesoramiento y una correcta información precontractual a buen seguro evitará posteriormente la mayoría de los conflictos producidos entre el arrendador y el inquilino. El desconocimiento de las normas que son de aplicación obligada, puede dar lugar a la inclusión de una cláusula nula, que el contrario pueda utilizar en su beneficio en caso de conflicto judicial.

La normativa aplicable a locales de negocio es sin embargo, prácticamente disponible en su totalidad, predominando en este ámbito la voluntad de las partes respecto a lo dispuesto en la Ley. Precisamente por esto, se hace necesario plasmar determinados detalles que en contratos de arrendamiento de vivienda no son necesarios por estar expresamente regulados por la Ley.

Lamentablemente, la mayoría de asuntos que llegan a conflicto judicial traen causa en que el contrato firmado por las partes obedece a un modelo descargado de internet y no a un contrato redactado de forma expresa para la situación concreta, por lo que ante esta falta de regulación, surgen los conflictos y las pérdidas económicas patrimoniales derivadas de un insuficiente asesoramiento jurídico sobre el contrato asumido.

Por este motivo, en Jiménez-Frutos ofrecemos a nuestros clientes un asesoramiento especializado en materia de arrendamientos urbanos, incluyendo la redacción del contrato en aras de satisfacer los intereses de nuestros clientes. Si estás interesado en asesorarte sobre los Derechos y Obligaciones que competen a las partes de un arrendamiento, revisar un contrato, o redactar uno ex Novo, puedes contactar en el siguiente botón:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad